Westies: una raza a tener en cuenta para el hogar

La raza West Highland white terrier o como bien conocida “Westies”, es del oeste de Escocia, el origen es muy curioso ya que provienen de otra raza también escocesa Cairn Terrier, en los cuales los caninos de pelo blanco se desechaban, pero a mediados del siglo XIX, hubo una serie de personas que decidió criarlos y colocarles el nombre de West Highland white terrier.

Las características físicas de los Westies son que el color tiene que ser blanco en su totalidad, son perros que desde cachorros y a partir de los tres meses ya tienen la mayoría de ellos las orejas totalmente erguidas y tienen además, un pelaje totalmente abundante en dos capas que luego cuando son mayores suelen recibir un cuidado especial que se llama scripting que consiste en ir arrancando los pelos de la capa más larga (la superficial) y preservando el manto interno de tal manera que el pelo queda completamente duro y fuerte, pero esto se pide en aquellos Westies que se utilizan más que nada para exposición. Sin embargo, la mayoría de la gente que tienen estos perros como compañía y no como exposición y para su facilidad y comodidad, le suelen realizar distintos cortes.

Por otro lado, estos perros son pequeños, fáciles de manejar donde la mayoría de las hembras Westies no pesan más de 8 kilos, una altura de 25 centímetros. A diferencia de los perros machos que suelen pesar un poco más. Con respecto a su cola, a esta no se la suelen cortar y llega a medir aproximadamente unos 15 centímetros.

Estos caninos tienen un carácter muy particular, son muy orgullosos en si mismos, que pese a su tamaño son grandes perros, ideales para familias donde hay niños ya que complementan muy bien porque son grandes jugadores. No son perros que son agresivos entre otros perros pero si que se defienden y que saben imponer su presencia. Asimismo, es fundamental que para estos perros se tenga un espacio medianamente accesible y amplio para que ellos puedan desenvolverse, por lo que tienes que tener en cuenta y saber que no son perros para estar en departamentos encerrados.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocío Soller

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios