Mitos y verdades sobre los perros

Proteger, mover y guiar son tres responsabilidades caninas  en el cual estos se han convertido en magníficos animales de compañía, lo cual esto es gracias a su docilidad, obediencia y paciencia que es especialmente con los más jóvenes.

Son muchas las diferentes razas que existen dentro del género canino, por lo que se destacan algunas que son mas para vivir en campos como los pastores alemanes, collis, belgas y australianos son perros plenamente capaces de compartir su vida con nosotros en un ambiente urbano e incluso hasta un mastín español que se convertirá en un excelente compañero de aquellas zonas que están más alejadas del bullicio de una ciudad. A diferencia de estos en el mundo urbano son mucho más amplias las razas que pueden estar en cualquier tipo de hogar.

Sumado a esto existen docenas de mitos sobre los perros en la cual, la mayoría son falsos. Comenzando por los más populares, una lambida no es una señal de amor ya que estos pueden estar reclamando tu atención pidiendo comida o mostrándote respeto o quizás le guste el sabor de tu piel. Tampoco el vaivén de su cola es por felicidad pero si puede expresar emociones muy distintas porque se tiende a pensar que las mascotas sienten las mismas cosas que nosotros.

Los celos son un sentimiento exclusivamente humano, tu perro no tiene que sentirse amenazado por la llegada de un bebe si continua recibiendo los cuidados necesarios. Tampoco creas que muerden los muebles por venganza ya que el cachorro explora el mundo por su boca.

Uno de los mitos más extendido sobre los perros es que cada uno de sus años corresponde a 7 de vida humana, esta multiplicación no es más que una mera orientación ya que depende del tamaño del perro y de la etapa de su vida. Por otro lado, tampoco debes de acudir al peluquero canino cuando llega el verano porque su pelaje ayuda a regular su temperatura corporal y los protege de los rayos del sol. Lo mejor es cepillarlos regularmente y mojarlo en las horas de más calor. Recuerda que si algún mito tiene que ver con la salud de tu perro, mejor corre al veterinario.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocío Soller

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios