Lo que debes saber de los galgos españoles

Los galgos españoles, como su nombre lo indica, son una raza que tiene una fuerte pertenencia a su país de origen, debido al aferramiento a la cultura española y el reconocimiento que posee por parte de ésta.

Una prueba de ello lo marca las infinitas canciones, refranes, o poemas en donde por alguna razón u otra se le hace referencia, un ejemplo de este reconocimiento son algunas de estos refranes:

 “Al galgo viejo, échale liebre y no conejo”“Galgo en repecho, le sobran patas y le falta pecho” o “La liebre mucho se avanza, pero más el galgo que la alcanza”.

 Cultura, historia y características del galgo español

Esta raza tiene una fuerte carga histórica, debido a que se conocen varias afirmaciones en cuanto a su origen. Algunas voces afirman que la raza desciende de un perro que llegó a España con los romanos, que a la vez descendía del Lebrel egipcio, y otras sostienen que fueron los celtas los que trajeron el Galgo a la península.

Además, se sabe que este animal fue por mucho tiempo el perro preferido en la cacería de liebres en España, lo que lo transformó en un animal fundamental para los pobladores de este país. Luego, su fama continuó en el deporte de las carreras de perros, donde aún se lo considera uno de los mejores corredores caninos.

 En el presente no es sólo un gran perro para los deportes, también se lo mantiene como mascota donde demuestra ser un compañero de excelentes aptitudes y particularidades.
No solo tienen una excelente resistencia para correr, sino que además, se adaptan fácilmente a la vida dentro de la casa.

Esta raza es preferida por muchas personas que buscan independencia, agilidad pero además nobleza y afecto.

Lo recomendable para que no sea tímido de adulto es empezar a sociabilizarlo desde muy cachorro. Siente un gran apego por sus dueños y suele llevarse bien con otros perros y mascotas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Agustina Verano

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios