Cuidados a tener en cuenta con la raza pug

El pug es uno de los perros de los más antiguos que existen, así como son los perros chihuahuas en los que casi no han sufrido ningún tipo de modificación desde sus inicios. El pug es una raza originaria de china en las que esta no tiene ningún tipo de mestizaje.

La gran característica principal que tienen y por lo que llaman mucho la atención es que los perros pug es su cara, en el caso de los cachorros estos son muy tiernos ya que cuando nacen tienen unos ojos prominentes y una mirada un poco tristona pero es muy importante saber que estos son muy inquietos.

El pug es un perro talla pequeña en el cual le gusta estar mucho con el dueño pero es muy importante saber que en el caso de que sea tu primer raza de perro no se aconseja tenerlos cuando se tiene niños porque hay que tener muchos cuidados, es decir, son una raza braquicefalia esto tiene que ver con que los pug tienen la nariz y la cara muy chata, de hecho una de las características que tiene esta raza es que se los escucha respirar con dificultad pero no hay que preocuparse. Sin embargo hay que saber que es una raza que no se puede agitar mucho por eso se aconseja que no estén mucho con niños, ya que el jugar y el correr mucho puede provocar que se agiten y tener así complicaciones.

Por otro lado, hay que tener otros cuidados como por ejemplo en los pliegues que tiene en toda la cabeza y cuerpo por ello tienes que limpiar cada una de sus arrugas y sobre todo en la parte de la cara en especial en los ojos ya que al tenerlos tan saltones se le acumula más fácilmente las lagañas lo cual estas tienden a infectarse de una manera más rápida.

Por último, la alimentación también es uno de los factores muy importantes porque los pug tienden a la obesidad por lo cual esta tiene que ser adecuada y balanceada para que estén muy bien nutridos y evitar así que caiga en el sobrepeso.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocío Soller

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios