Las residencias de mascotas, una solución interesante


Tener una mascota no debe ser simplemente un capricho. Cada año se abandonan en España decenas de miles de animales domésticos y es por ello que hay que advertir a la población de las responsabilidades que requiere el cuidado de una mascota.

Aunque no se considera un problema grave por la dimensión del mismo, o bien porque existen otras preocupaciones, el abandono de mascotas es mucho más relevante de lo que todos creemos. Aunque la cifra de abandono desciende de manera muy reducida, la conciencia que supone tener un animal doméstico como mascota es cada vez mayor, por eso muchas familias o personas cuando tienen ciertos problemas para encargarse de los cuidados de su mascota deciden acudir a las residencias de mascotas.

Qué son las residencias de mascotas

Las residencias de mascotas funcionan de modo similar a un hotel para humanos. Consiste en un alojamiento para las mascotas donde existen profesionales que están al cuidado de las mascotas que allí residen temporalmente.

En esos espacios les dan de comer, les sacan al exterior para que hagan ejercicio y dependiendo de la residencia en cuestión tienen más o menos servicios disponibles. Si eres una persona que por determinadas razones no puedes encargarte de todos los cuidados que dispensa tu animal doméstico, una residencia de mascotas es una solución más que interesante.

En cualquier caso, antes de apostar de manera decidida por esta opción, es importante visitar la residencia de mascotas para comprobar qué cuidados va a recibir el animal, cuál será su jaula o su espacio de descanso, si está bien acondicionada para el frío o las altas temperaturas, así como conocer el tipo de comidas y otros cuidados como tratamientos médicos que les van a ofrecer.

En muchos casos, la decisión de llevar a una mascota a una residencia de este tipo tiene mucho que ver con los tratamientos médicos, pues desde casa resulta casi imposible aplicarlos sin ayuda de profesionales. En las residencias de mascotas cuentan con profesionales de la veterinaria y el cuidado de los animales para tratar en buenas condiciones a las mascotas.

Una de la razones más comunes para hacer uso de estos espacios son los periodos vacacionales, cuando una familia decide irse de vacaciones y por determinadas razones no puede llevarse a su mascota con ellos, las residencias de mascotas son la solución perfecta para este tipo de casos. Si estás pensando en hacer uso de estas instalaciones, es recomendable que actúes con antelación, solicitando información, para no encontrarte con sorpresas desagradables a la hora de dejar tu mascota, como por ejemplo la falta de espacio.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios